Buscar en el blog

Translate

miércoles, 10 de marzo de 2010

Immolator de las Adepta Sororitas

La Inquisición, esa fuente de inspiración loca para los modelistas que tengo tan abandonada... En el verano de 2008, cuando la montaña de plástico y plomo no era tan enorme como ahora, llegué a la conclusión de que el Immolator de las Hermanas de Batalla era un vehículo demasiado bonito como para no tener uno, así que me pillé uno en agosto y poquito a poco por las noches lo fui pintando y montando. En esta entrada presento el resultado.

El Immolator, está pintado con los colores de mi Orden (la Lágrima Ensangrentada, de la que ya hablaré en otra entrada), que deriva de la Orden del Cáliz de Ebano: por tanto, negro y blanco con adornos rojos. El vehículo se pintó en la matriz con spray negro, y luego lo fui montando pieza a pieza. Simplemente tiene unas luces de Gris Codex en los bordes, y un desgaste mínimo (se supone que estos tanques son Templos Rodantes por lo que reciben mucho más mantenimiento que los vehiculos de la GI o los Astartes.



En el montaje empleé prácticamente todas las piezas disponibles. De hecho, pensé que si no le pegaba la torreta, por el mismo precio tenía un Rhino, así que aquí está el mismo chasis pero con torreta de Rhino.



Una vista de la torre del Immolator, con los controles. La torreta se pintó pieza a pieza para poder alcanzar el interior sin problemas.





El otro lateral del Immolator. Los rojos están pintados en Rojo Costra con un lavado suave de tinta marrón. Luego he ido aplicando varias capas suaves de Rojo Sangre para levantar las luces.



Vista del portón trasero. Tras ponerle los adornos dorados, me parecía que quedaba mucho espacio vacío así que le pinté unas filigranas con bronce bruñido y luces en oro brillante. Aunque en la foto se aprecian las pinceladas bastas, al natural, como suele pasar, no se nota nada.



El interior del vehículo está pintado en Gris Codex, con letanías de combate en las paredes. Como con luz de día no se apreciaba bien, luego le tomé otras fotos con luz incandescente.




Finalmente, algunos detallitos: primero, las Letanías de Fe:



Y a continuación el Amplificador de Laudes



La bandera está pintada a mano, y narra los detalles de la Ascensión de María Cápita, la Santa Viviente fundadora de la Orden, derramando lágrimas de sangre como en la leyenda...


La única pieza del vehículo que no monté en él es esta, con la que completé mi imagifer que llevaba años con el poste vacío.



Más adelante iré completando mi galería Inquisitorial con más fotos de las Hermanas y de los Cófrades Inquisitoriales.

No hay comentarios:

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...