Buscar en el blog

Cargando...

Translate

lunes, 25 de mayo de 2015

Thallax de la Legio Cybernetica


Antes de que GW anunciara los nuevos juguetes del Cult Mechanicus, y en plena ansia por los Skitarii, decidí hacerme con unas unidades del Ordo Reductor/Legio Cybernetica de Forge World. La idea era complementar a los Skitarii y contar con unidades aliadas para tener un ejército más variado.

Ahora que la infantería Skitarii está casi lista, me he puesto a montar y pintar los Thallax. Los Thallax son Cyborgs creados por el Ordo Reductor, el cual los despliega en sus cohortes o asigna a otras del Mechanicum, los Astartes o la Guardia Imperial. Su perfil es el de Infantería Retropropulsadas, y sus armas los convierten en cazacarros ligeros, o antiinfantería pesada. Pero lo mejor que tienen es su Djinn-Sight, que les permite reducir en -2 la salvación por cobertura de cualquier unidad a la que disparen y además no es posible desplegar infiltradores a 24 pulgadas de la unidad Thallax, estén en línea de vista o no...

Reglas aparte, lo importante ahora es verlos pintados. Este es el esquema que he utilizado. Dado que asumo que estos Thallaxii están asignados a mi Legio Skitarii, la Lorica Thallax está pintada con el mismo rojo que las armaduras Skitarii: Mephiston Red, y un lavado cuidadoso de Tinta Marrón en los recovecos. Luego, tres pasos de luz: Mephiston Red + Rojo Sangre, Rojo Sangre y Fire Dragon Bright. El visor es simple Negro Caos con una mano de Barniz Brillante.


Los metales están pintados como siempre: Leadbelcher o Gunmetal Grey, con un lavado de Agrax Earthshade, y luego luces cuidadosas con un tono de plata. Los unicos detalles en dorado han sido los depósitos de los jet packs. Los cables que unen el arma a la Lórica son un detalle de color, así que he tenido cuidado de pintarlos en cuatro colores distintos para que destaquen.


En la parte trasera, los Thallaxii llevan un disco. He decidido pintarlo en azules como si fuera el brillo de su fuente de energía, a lo Iron Man. Los escapes de los Jet Packs llevan una mano de negro a pincel seco.


Las falanges Thallax constan de tres cyborgs con rifles relámpago (alcance 18", F7, FP5, Pesada 1, Despedazar, Acerada). Uno de cada tres puede armarse con un arma especial. Yo he optado por el fusil de plasma en fase (alcance 24", F6, FP3, Salvas 2/3). Este es el Thallax montado y pintado. Mi intención era ponerle calcas de triangulos de peligro, pero las que tengo son demasiado grandes, de modo que he optado por un "cráneo GW estándar".


El cable del arma es diferente. Un suplicio montarlo. Finalmente tuve que reblandecer la resina con agua caliente y volver a endurecerla con agua fría para que adoptara una forma adecuada.


El tercer Thallax puede montarse empuñando el arma pero, dado que hay una mano extra, he optado por montarlo en "pose de jefe". Así he podido detallar un poco más el Cog Mechanicum del pecho.


En casco, dado que es el líder de escuadra, le he pintado unas "letras Matrix" cayendo. Por desgracia, el efecto no se aprecia en las fotos. El verde de las letras que se borran casi no se aprecia.


Siguiendo las directrices Skitarii, al Thallax líder le he puesto una calca con una letra griega para indicar la Falange a la que pertenece. Los otros llevan simples numerales. En la otra hombrera, como se ve arriba, un Engranaje. Las unidades Thallax llevan dentro el símbolo de la torre destruida del Ordo Reductor y el de la unidad junto a la que combaten. Al ser un espacio tan pequeño, he preferido no pintar nada para no fastidiarla.


Y esta es la unidad terminada. 145 puntos más para el ejército de Marte sin contar posibles mejoras.


La unidad puede asignarse sin problemas como contingente aliado, usando mi Tecnosacerdote como un Magos Dominus. 65 puntos adicionales sin mejoras de ningún tipo. Aquí los tenéis juntos. Al Tecnosacerdote le he repintado la peana con Martian Ironearth diluido para homogeneizarlo con el resto de unidades.


sábado, 23 de mayo de 2015

Miniaturas de mi hija (I)


Mientras pintaba los Sicarian, la padawana me ha pedido pintar conmigo, y ha empezado con un par de figuras de Bones que le regalé por su cumple, incluyendo pincel.

Se trata de una paladina, y un guerrero saurio. Es dificil encontrar minis "para niñas", así que he procurado comprarle chicas y de paso "un malo".

Como siempre, lo primero es darle los colores base. El lagarto le dije que tenía que ser verde, pero para la guerrera le dejé escoger colores...

Aquí está el saurio...


Y aquí la guerrera...


Luego le ayudé a sombrear. Usamos tinta verde para las escamas, y marrón para el cuero y la madera, quedando este resultado.


Como el escudo de tortuga es muy oscuro, ahí le dimos tinta negra


Y ya puestos, hasta sombreamos el cuchillo...


Con la muchacha usamos varias tintas marrones, y verde en el tabardo. Casi se atreve con los ojos... Casi.


Finalmente, le enseñé de nuevo a usar pincel seco. No sólo en las peanas, que se ven arriba, sino también en el pelo para que quedara más amarillo...


La cría promete. Repasaremos estas miniaturas dando algunas luces nuevas más adelante, pero ahora quiere pintar las otras dos que le regalé. Seguiremos informando... :)

jueves, 21 de mayo de 2015

Sicarian Ruststalkers (y II)


Faltaba por pintar el princeps, y aquí está por fin...


Hay poco que comentar dado que el esquema y la técnica es exactamente igual que en las tropas Sicarian que mostré en la entrada anterior. Lo único diferente es la túnica, que he pintado subiendo el Mephiston Red a Rojo Sangre como comenté en la entrada de los Rangers Skitarii. Al ser un Princeps, le he pintado la cenefa con el engranaje.


Vista trasera. Ligeros detalles en oro, el cable a rayas, y el Cog Mechanicum pintado. Al ser el líder, también le he dado más luces al metal con Runefang Steel.


La espada. Mismo esquema, perfilando las luces azules con Azul Mágico y luego iluminando detallitos con Azul Eléctrico y Blanco.


Y un detalle de la máscara. Como comentaba en la entrada anterior, a los visores oculares les he dado una luz extra con Azul Eléctrico, y unos ligeros brillos.


Y termino con la obligada foto de grupo. Una unidad más. Ya sólo me queda otra...

Sicarian Ruststalkers. Clic para ampliar.

lunes, 18 de mayo de 2015

Sicarian Ruststalkers (I)


Hoy traigo una nueva unidad para mi incipiente ejército marciano. Los Sicarian Ruststalkers ("Los que Acechan en la Corrosión"). Me atrajo de estas miniaturas su aspecto de ninja mecánico y, como siempre monto y pinto en base al aspecto de las figuras y no de sus reglas, los he montado como Ruststalkers aunque a priori por reglas parecen mejores los infiltradores (pero no me gustan esos cascos)

Como mis skitarii van a ser de Marte, he replicado el esquema oficial. Aquí tenéis a dos Sicarian terminados.


Al igual que con los Skitarii, tengo que terminar las peanas y añadir suciedad y polvo en las piernas. Pero ya están listos para ser usados. Para los metales he usado básicamente LeadBelcher lavado con Agrax Earthshade y he iluminado con Leadbelcher. Me interesaba un acabado de metal viejo, no reluciente.

Otros dos Sicarian. Como veis, los he montado en su configuración base, con la espada pequeña y la Chordclaw ("Garra de Acordes"?). La razón es que no me apetecía pintar cuatro espadas adicionales con ese efecto de armónicos, y además en esta configuración de juego tienen granadas cerebrales que permiten ignorar la cobertura al asaltar, hieren siempre a 4+ y tienen la regla Haywire antivehículos.


Para pintar las armaduras he usado, como las minis oficiales, un tono más oscuro de Rojo. Se trata simplemente de Mephiston Red, al que he dado un poco de Wash Negro para darle profundidad y luego he iluminado añadiendo al color base Rojo Sangre para la primera luz y Naranja para la segunda. En la imagen de abajo puede verse también que los pistones de las piernas los he pintado en Plata pura, con un poco de tinta marrón para simular el lubricante.


El degradado de rojo se ve mejor en las máscaras. Las lentes oculares aquí son más pequeñas aún que en los skitarii por lo que me he limitado a darles un pequeño toque de Azul Mágico. En los "ojos" he aplicado un puntito de Azul Eléctrico adicional.


Las espadas han llevado su tiempo. Los metales son Shining Gold lavado con marrón e iluminado con plata. Para el filo he dado una luz suave con Azul Real en la parte baja de la espada y luego he trazado las líneas con Azul Mágico, dando unos toques finales con Azul Eléctrico y Blanco puro.


Las mochilas, muy simples. Básicamente metalizadas, con el Cog Mechanicus en blanco y negro, algún detalle dorado y el cable en amarillo y negro industrial.


Los metales están iluminados con el mismo tono base, pero en algunos detalles, como las garras o articulaciones he dado una luz final con Plata para que destaquen más. Los bolsillos están en Marrón Cuero lavado con Marrón.


Y ya está. A falta de terminarle la túnica al Princeps, os dejo la foto de los cuatro asesinos juntos.


viernes, 15 de mayo de 2015

What a Lovely Day!!


Hoy se estrena Mad Max: Fury Road...

Reconozco que no me gustó oir hace unos años que se iba a rodar esta película. Pensé "otra secuela, otro reboot... ya les vale". pero los trailers que se han ido mostrando recientemente han puesto el hype (como se dice ahora) por las nubes y la verdad es que me muero de ganas por verla.


Así que citando una de las escenas del trailer, hoy puede ser un "lovely day" y he pensado que sería buena idea rescatar del baul las reseñas que hice de Dark Future hace un par de años ya porque estoy seguro de que voy a desempolvar el juego enseguida para combatir de nuevo en el páramo.

Dark Future: el juego
http://keyansark.blogspot.com.es/2013/04/max-el-guerrero-vuelve-al-paramo.html

Una reseña de Dark Future
http://keyansark.blogspot.com.es/2013/04/dark-future-una-breve-resena.html

Los Interceptores
http://keyansark.blogspot.com.es/2013/04/dark-future-interceptores.html

Los Renegades
http://keyansark.blogspot.com.es/2013/04/dark-future-renegades.html

Las motos
http://keyansark.blogspot.com.es/2013/04/dark-future-las-motos.html

Vamos a ir limpiando los inyectores de nitro y dando de comer al perro...


jueves, 14 de mayo de 2015

Onager Dunecrawler (I)


Me da un poco rabia hacer entradas que no sean de pintura, pero ultimamente no tengo un segundo libre para pintar en serio...

No obstante, he aprovechado los pocos ratos libres para ir montando cosas, entre ellas el tanque con patas del Mechanicum.

No me considero un modelista avanzado, por lo que lo que voy a mostrar aquí es muy básico, pero tal vez pueda servir de ayuda a alguien.

El caso es que parece que GW ha diseñado este kit con vistas al imantado. Es bastante sencillo colocar imanes para tener diversas configuraciones del tanque. Lo primero que hice fue imantar la cabina a las patas para que fuera menos complicado guardar el bicho... En las patas es tan simple como colocar un iman sobre el saliente. Sería posible perforarlo para darle más seguridad, pero así es suficiente. Es interesante mencionar que las patas del Onagre no van pegadas por lo que giran y es posible darle cierta "posabilidad" a la figura al pegarla en la peana.


En el interior de la cabina, he usado una de las patas (que no he pegado, porque me gusta el aspecto de garras hundiéndose en el suelo) junto con un trozo de matriz para asegurar el segundo imán sobre el hueco.


Que visto desde fuera queda así.


Con esto el encaje es perfecto, y la cabina puede rotar permitiendonos hacer ruiditos de "bzzz, bzzz" durante la partida, que siempre mola. Aquí está el bicho terminado con su artillero en la cupola.


Artillero que no he pegado, de modo que además de ser más facil de guardar nos permite desplegar al bicho con la torreta abierta o cerrada...


Arriba decía que parece que GW ha diseñado este kit para el imantado. Lo digo porque las armas pueden imantarse con muy poco problema como veis aquí... Hubiera sido mejor cortar totalmente el saliente del tanque y meter el imán dentro, pero el resultado es bueno así. Me quedaría por montar otra arma, pero con dos me vale dado que normalmente me baso en la apariencia visual de la figura, y no en qué arma es mejor. Las dos que quedan no me gustan.


El láser de neutrones queda así montado...



Los modelistas intrépidos pueden ir un paso más allá, imantando el Cog Mechanicus del arma para poder quitarlo y ponerlo. De este modo es posible montar el lanzamisiles que lleva asociado el cañón antiaereo Icarus. Esa parte es factible pero ya me pareció demasiado trabajo.

Ahora a ver si termino de pintar todo esto...

lunes, 11 de mayo de 2015

Arachknight?


Estoy trabajando en varias cosas a la vez: pintando los Sicarian del Mechanicus, y montando varias cosas, incluyendo un Onagre y mi largamente demorado knight Paladin.

Tengo ambas piezas a medias, pero me he dado cuenta de que la juntura de las patas del Onagre es igual que la del Knight. Así que he hecho una prueba sin pegar y...


Las patas son algo pequeñas, pero seguro que le doy ideas a modelistas mucho mejores que yo, que saldrán con conversiones espectaculares... :)

jueves, 7 de mayo de 2015

Assassinorum Execution Force


Como muchos ya sabréis, este es el último juego de tablero sorpresa que ha sacado GW para vendernos de forma anticipada las nuevas (y excelentes) miniaturas de asesinos.

El juego ha levantado muchos comentarios, generalmente negativos, porque al parecer la relación calidad-precio no es la adecuada. Yo no voy a entrar en esas guerras y me voy a limitar a comentaros mis impresiones sobre el juego, sus contenidos y su jugabilidad.

La primera razón por la que alguien se puede pensar en comprar esta caja es, obviamente, sus miniaturas. Como ya es archisabido, la caja contiene cuatro nuevos asesinos de los cuatro templos principales (Vindicare, Callidus, Eversor y Culexus), reesculpidos y en plástico. Son miniaturas monopose y se pueden ver perfectamente pintadas en la web oficial. Aquí las tenéis montadas. Las he fotografiado antes de imprimarlas para que se pueda ver mejor el detalle.


La verdad es que lo único que puedo decir de estas figuras es que son espectaculares, con un nivel de detalle impresionante. La postura de la Callidus es un poco exagerada (debería ser una ninja, no una arlequin), pero no puedo encontrarles más que pegas tontas. Encajan al milimetro, y la única precaución con ella es tener cuidado al separarlas de la matriz para evitar romper las piezas más delgadas o finas. Como detalle especial, mencionar que el Culexus viene con dos máscaras faciales, la tradicional de sonrisa calavérica, y la que le he puesto yo, que no se ve demasiado bien.

Los malos son otra cosa. Cumplen perfectamente su función pero se critica que sean minis recicladas. Personalmente no me importa tener más cultistas ya que son minis que me encantan (aunque ahora me toca pintar otros 15), y el señor del Caos Terminator no lo tenía, así que es bienvenido. Los marines del Caos son los monopose de montar sin pegamento de la cajita de tres... y estos si que desentonan un poco.


Como puede verse son 15 cultistas con cinco poses repetidas tres veces. Al señor del Caos lo he montado como tal y no como un hechicero ya que no me gusta la pinta del hechicero terminator, y además yo tengo uno pintado... El familiar del Caos se usa en el juego como marcador de turnos. Los asesinos tienen 16 turnos para acabar con el Hechicero o se armará la gorda.

Pasemos al tablero. Otra queja (que comparto en parte) es que el tablero no es modular. Como veis, consta de cuatro piezas de la misma longitud que la caja. Tres de ellas representan el conducto astropático donde se infiltran los asesinos, y la tercera es el Templo de Sombras al que deben teleportarse los asesinos para acabar con el hechicero.


Salvo el detalle de la falta de modularidad, los tableros tienen una calidad de impresión y acabado similar a la de Space Hulk. Son pesados, resistentes y con enorme calidad de impresión y detalle...


Como podéis ver, no son precisamente finitos...


Aquí tenéis la entrada al Conducto Astropático. Los asesinos empiezan en las casillas grises. Los cultistas y marines del Caos entran por las casillas numeradas (en la imagen se puede ver la 1 y la 5). Las flechitas rojas en el tablero marcan las rutas de los cultistas y marines cuando están de patrulla, sin enterarse de que hay enemigos a bordo... Cada figura mueve 1D6 casillas, y sigue las flechas girando si hace falta. En algunas casillas se debe tirar un dado para ver en qué dirección sigue patrullando: estas son las casillas con dos flechitas rojas.

El objetivo inicial de los asesinos es poder Teletransportarse al Templo de Sombras. Para ello deben encontrar el Teleportarium, y el Centro de Control para activarlo. Esto se refleja en el juego por medio de habitaciones que se suministran como cartas. Las cartas se deben poner sobre las zonas marcadas con una silueta blanca cuando un asesino logra línea de vista a la habitación.


El proceso es sencillo... Se cogen tantas cartas como indica el número de la habitación y se coloca la de numeración más baja. En el ejemplo de abajo, asumiendo que hemos accedido a una de las habitaciones iniciales con el número III, sacamos tres cartas. La carta de en medio es el Teleportarium, pero su número es el 5. Como nos ha salido una habitación con el número 1, es esta la que debemos poner. Si, además, en la carta hay estrellas del caos, deberemos poner un cultista sobre cada estrella mirando en la dirección de la flecha larga...


El procedimiento es sencillo y garantiza que no haya dos partidas iguales. A medida que se avanza por la base, las habitaciones pasan de III a II o a I, lo que hace más sencillo encontrar las habitaciones buscadas. Es importante llegar cuanto antes a las habitaciones lejanas dado que el Teleportarium es fácil de encontrar enseguida (su número de habitación es el 5) pero el Centro de Mando no, ya que su carta es la número 11 de 12! Debido a ello, para encontrarlo deberemos desvelar muchas habitaciones de forma rápida, o probar suerte cuanto antes en zonas de una sola carta por habitación.

Aparte de la aleatoriedad de las habitaciones, en cada turno del Caos se desvelan cartas de evento. Estas cartas traen refuerzos al tablero, o pueden ser sorpresas desagradables como que los asesinos no pueden disparar sus armas en ese turno, o que los renegados aumentan su resistencia durante este turno. Los dioses del Caos son caprichosos. Algunos eventos se consideran Eventos Psíquicos, y el asesino Culexus es inmune a dichos eventos, lo que suele ser una gran ventaja (además, cuando un Evento Psíquico ocurre, el Culexus puede repetir las tiradas de su Animus Speculum...)

El juego incluye muchas fichas. Fichas para marcar las heridas de los asesinos o los marines (los cultistas, los pobres, mueren como moscas). Fichas para marcar el estado de las miniaturas (aturdidas o en alerta) y fichas de tácticas de los asesinos...


El juego es relativamente sencillo, pero no por ello simple o aburrido. La primera fase es la de los asesinos, donde cada asesino puede realizar dos acciones distintas (el Eversor puede hacer dos veces la misma acción). Las acciones están detalladas en sus cartas y son moverse, esprintar, curarse las heridas, disparar o combatir cuerpo a cuerpo. Cada cuadrito rojo en la carta representa un dado, que puede tener modificadores como el Vindicare abajo. La "Resilience" es la tirada que hay que sacar en 1D6 para herir a la figura. La Stamina son las heridas que tiene la figura.


Los Renegados del Caos tienen todos la habilidad Ataque de Reacción (un disparo gratis cada vez que un asesino se mueve o corre en su línea de visión). Los Asesinos, en la parte trasera de su carta, tienen una serie de habilidades especiales (que funcionan siempre) y de tácticas (que son limitadas, y para eso sirven las fichas de arriba)

Así, en el ejemplo de abajo, el Vindicare es invisible para malosos a más de 6 casillas de distancia, y tiene un +1 a sus disparos si no se ha movido en su turno. Sus tácticas son la Munición Exitus, que le permite repetir las tiradas para impactar disparando, hasta tres veces por partida (una por ficha); y la Granada Cegadora, que le permite aturdir a un Renegado y a todos los que estén adyacentes a él una vez por partida (una sola ficha). Cada asesino es diferente y cuenta con dos habilidades y dos tácticas.


Una vez que los asesinos han hecho sus acciones, le toca al Caos, que actúa de forma programada, lo que permite que el juego se pueda jugar en solitario. En cada turno se mueve la figura del Familiar del Caos para marcar un turno menos de los 16 disponibles, se sacan cartas de evento (hasta 4, dependiendo de cuantos Renegados estén en Alerta) y los Renegados actúan.

Primero actúan las miniaturas que patrullan, según se describe arriba. Si en su patrulla detectan a un asesino, entran en Alerta.

Luego actúan las miniaturas en alerta, según un diagrama bastante clarito que viene en el reglamento y que, obviamente, no voy a reproducir, pero en esencia en este momento los malos ya no están restringidos por las flechas de patrulla y se mueven hacia el asesino más cercano disparándole o atacándole si pueden.

Finalmente, como resultado de las acciones anteriores, algunos Renegados pueden entrar en Alerta. En este momento se marcan estas minis como Alertadas, y se acaba el turno.

A mas figuras en Alerta, más cartas de Evento, lo que implica más refuerzos o más problemas para los asesinos. Hay que decidir si lanzarse a lo loco, o jugar sigilosamente...

Finalmente, cuanto se encuentra la Sala de Control y se activa el Teleportarium, los asesinos pueden volver a este y teletransportarse al Templo de Sombras para intentar matar al Hechicero. El Hechicero es una bestia parda y está rodeado de secuaces, por lo que si la primera parte es un paseo por el campo, en la segunda será difícil no perder asesinos o incluso fracasar la misión. En mi primera partida de prueba logré acabar con el Hechicero en el turno 14, perdiendo a la Callidus, y gracias al uso de Granadas Antipsíquico y un buen disparo del Eversor a quemarropa... El juego duró una hora y media dado que tuve que aprenderme las reglas por el camino, pero una partida en condiciones normales puede jugarse seguramente entre 40 y 60 minutos.

La caja incluye también un manual de montaje de las miniaturas, en el estilo habitual de GW...


Y, claro, el reglamento. 32 páginas a todo color...


El reglamento es bastante claro y sencillo de seguir. Como siempre en los productos GW, está dividido en la presentación del juego, clara y concisa, y luego las reglas (12 páginas)


Terminando con la típica sección de trasfondo sobre el Imperio del Hombre, el porqué de esta misión y qué está tramando el Hechicero del Caos, y detalles sobre el Officio Assassinorum y los cuatro templos.


Un detalle simpático es que, al estilo de los videojuegos modernos, el reglamento incluye una serie de retos al final para hacer el juego más dificil o probar diferentes variantes. Por ejemplo, ganar sin ser heridos ni una sola vez, jugar con un sólo asesino, matar al hechicero con la biofusión del Eversor, etc...

Como decía arriba, no voy a entrar en si el juego es caro o barato, o si vale lo que trae. Personalmente sólo puedo opinar que, aunque podría haber sido mejorable en ciertas cosas, el juego es bastante entretenido, razonablemente rejugable y sobre todo rápido de jugar. Es ideal para una partida rápida entre medias de alguna sesión de juego. Además, puede jugarse en solitario perfectamente y eso es un gran plus para muchos. Las miniaturas de asesino son excelentes, y los malos, bueno... cumplen su función que es de lo que se trata.

LinkWithin

Entradas relacionadas...