Buscar en el blog

Translate

lunes, 1 de septiembre de 2014

AQMF: Informe de batalla


El pasado 10 de agosto estrené All Quiet in the Martian Front con un par de partidas en el Goblin Trader de Rivas con Gonfrask, de Adeptvs.

El juego nos agradó sorprendentemente. Es muy rápido de aprender y sólo requiere tener un par de tablas a manos (que preparé en forma de Hoja Excel) para consultar todas las reglas de las unidades en juego. El juego es claramente asimétrico, con unos humanos débiles pero numerosos, y unos marcianos muy potentes pero escasos.

Para estrenar el juego usamos el escenario 1 del reglamento: The Outskirts. En este escenario todo el terreno se despliega en la mitad humana del tablero, y los humanos pueden desplegar todas sus unidades ocultas. Los marcianos deben lograr tener al menos una unidad en la zona de despliegue humana al final del último turno. Los humanos deben impedirlo.

Jugamos a unos 700 puntos... Yo llevaba a los marcianos mientras que Gon llevaba a los humanos.

El ejército marciano constaba de tres trípodes de asalto, con tres rayos de fuego, un lanzador de humo negro y un lanzador de gas verde

Los marcianos despliegan al atardecer
.Los humanos contaban con una unidad de tanques MkIII, una unidad de tanques MkIIb, una unidad de motos, un tanque de mando y dos unidades de infantería.

Los humanos desplegados. La infantería son los blips.
Los humanos desplegaron ocultos, a excepción de los tanques. Los marcianos ganaron la iniciativa y avanzaron hacia las líneas humanas. En el primer turno no pasó nada. Los rayos de fuego dispararon, pero con un sólo disparo fallaron todos sus intentos.

Los humanos toman cobertura mientras la infantería y los señuelos avanzan
Los trípodes avanzan a gran velocidad, y el gas verde impacta a las motos
Los rayos de fuego marcianos fallaron constantemente en destruir unidad alguna, pero un impacto de gas verde logró impactar a las motos, que fallaron su chequeo de moral y salieron huyendo.

Pero el turno humano, el comandante dio una órden de "a toda marcha", una unidad de infantería se reveló y, duplicando su movimiento, se puso en contacto de asalto con uno de los trípodes.

Asalto al trípode!
Las unidades humanas contaban con tropas de asalto "Forlorn Hope", estos humanos, equipados con cables de asalto y dinamita lograron lo increible... impactar al trípode y sacar un 9 en la tabla de daños por lo que la máquina de guerra... quedó destruida en un sólo ataque!

Un trípode menos!
La unidad de asalto es baja automáticamente (se asume que los humanos mueren en el asalto, o quedan dispersos), pero la baja de un trípode hace que los humanes tengan ventaja en sus tiradas de iniciativa, y Gon lo aprovechó para lanzar otro asalto al trípode del gas y disparar con toda su artillería contra el otro trípode, causandole dos impactos que bajaron su blindaje de 11 a 9....

Los tanques causan dos impactos al trípode
... con lo que un tercer impacto y otro resultado de 9 hizo caer al segundo trípode. Los marcianos hasta el momento no han logrado destruir una sóla unidad humana

Y otro impacto más lo destruye
Pero el asalto humano no logra destruir al tercer trípode. El marciano logra destruir alguna peana de infantería pero los tanques no logran destruirlo, y el marciano... !con 1 sólo punto de blindaje! logra atravesar las líneas humanas. Victoria marciana por los pelos.

El marciano casi destruido atraviesa las líneas humanas
Como la partida fue rápida, la repetimos cambiando de bandos. Yo hice un despliegue humano casi idéntico al de Gon, pero Gon desplegó a todos los marcianos en un único flanco, fastidiándome un poco.

Los marcianos vuelven a correr a las líneas humanas
La infantería y las motos tratan de asaltar a los trípodes y los tanques castigan al trípode del gas verde, el cual logra acabar con algunas unidades humanas pero sin hacerlas huir.

Asalto suicida
El rayo de fuego y el humo negro diezman a los MkIII...

Los humanos arden en sus tanques
Y las motos logran inmovilizar a uno de los trípodes mientras los otros avanzan hacia el borde humano. La unidad de MkIII es completamente pulverizada por los marcianos y la infantería huye.


Pero el poder industrial americano me permite gastar ordenes en traer de vuelta una unidad de tanques MkIII. El fuego combinado de los tanques consigue destruir un trípode, pero apenas arañará al segundo, mientras que el tercero quedará atascado por los cables de los Rough Riders. El rayo de fuego marciano destruirá al tanque de mando humano negandoles su bonificación a la iniciativa. Resultado: otra victoria marciana.

Ni la llegada de refuerzos impide la victoria marciana
Como hace ya tiempo que jugué, no he podido dar demasiados detalles de las partidas, pero si puedo hacer un resumen general:

El juego es rápido, divertido y táctico. Uno tiene la impresión de que los trípodes son imparables, pero realmente no lo son. De hecho, nos dieron la sensación de que los humanos son más potentes dado que hacen una mayor cantidad de disparos por turnos. El rayo de fuego es devastador, pero escaso.

La infantería parece inútil, pero no lo es: un asalto consiguió destruir un trípode en un sólo turno. Pudimos probar las motos, pero no hubo demasiada suerte.

El escenario no estaba muy equilibrado. La rapidez marciana hace casi imposible ganarlo. Tenemos ganar de probar otros donde la misión sea más compleja para ambos bandos.

Los humanos dependen de las órdenes para ganar... es imprescindible mantener vivas a las unidades de mando. Sin ellas, no hay refuerzos, no hay asaltos y la moral puede ser devastadora.

En resumidas cuentas, un buen sabor de boca. Espero poder jugar más partidas en breve.

1 comentario:

Gonfrask dijo...

La verdad es que el juego esta muy bien, en efecto con una partida pillas la mecanica en seguida y luego necesitas a mano tan solo un par de tablas para tiradas y cosas asi.
La capacidad de mover dos veces en los turnos es muy practica, pero sin duda los Tripodes con su brutal movimiento de 8 pulgadas (y por lo tanto llegar a mover 16 pulgas por turno) en una mision de este estilo lo tenian bastante facil.

En la primera partida lo que vine a hacer es organizar mis unidades segun su movimiento, los tanques MK II al ser mas lentos iban a responder mejor a cualquier posible movimiento enemigo al situarlos en el centro de mi zona de depsliegue, los MK III al mover mas rapido responderian mejor a cualquier eventualidad.
Los turnos ocurrieron como bien ha contado Keyan, y sin duda si quieres tumbar un tripode necesitas una mezcla de saturacion y suerte, cosa que logre dos veces. El ultimo tripode fue un perro con suerte, si me hubiera quedado una sola arma mas...en fin.

La segunda partida opte por agrupar mis tripodes, eso obligaria a Keyan a traer sus tropas, y al ser mas numerosas se agruparian, quedando expuestas a mis armas de plantilla y al rayo de la muerte en modo barrido. Esta tactica funciono aceptablemente. Sin duda lo mejor fue que mi ultimo disparo eliminara a su tanque de mando, claramente la mente suprema detras de los tripodes decidio que eliminar a los altos mandos humanos es tan importante como cumplir las misiones :P

Quiero probar mas misiones, sobre todo las de recolectar humanos (whahahahahahaha)

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...