Buscar en el blog

Translate

domingo, 17 de julio de 2016

Deathwatch Overkill: Hibridos de Primera y Segunda Generación. (I)


Nueva tanda de hibridos. Esta vez son híbridos de "cuerpo a cuerpo", todos ellos de primera y segunda generación: más genestealer que humanos.

Aunque en los esculpidos es facil distinguir a los híbridos de cuarta y tercera, aquí la cosa se complica más, por lo que he optado por pintarles a todos la piel igual y no hacer distinciones. De nuevo, la capa base es de Blanco puro (sobre una capa previa de Gris Fortaleza) y luego he dado un lavado con Reikland Fleshshade y otro posterior con Druchii Violet. El resto de la mini está pintado como en las entradas anteriores.


Detalle de una cabeza, donde se aprecia la gradación de violetas en función de lo mayor o menor que hayamos aplicado el lavado previo de Reikland.


Las garras genestealer se pintan con una receta muy sencilla. La base es Rakhart Flesh, y luego aplico cerca de la piel dos lavados con Tinta Sepia. El primero, decolora la base y crea un degradado. El segundo lo doy sólo donde la uña entra en la carne, y crea un segundo tono más oscuro. Finalmente, una pequeña luz en las puntas. Nótese aquí el efecto de las tintas sobre las manos... Muy natural y sencillo de lograr.


Estos dos híbridos son los únicos a los que identifico claramente como híbridos de primera generación, con esa cara que es casi de genestealer purasangre. Las telas rojas las he pintado con una base de Mephiston Red lavado con tinta Marrón. Luego he dado un pincel seco o dos con Rojo Costra para levantar el tono, y luces finales en Rojo Sangre.


Como el tono de piel es igual, he remarcado que es un híbrido de primera haciendole azuladas las escamas del cráneo. Para ello he dado un tercer lavado al final con Guilliman Blue.


Esta es la miniatura que más me gusta de todos estos híbridos, y es porque me recuerda enormemente a este otro clásico. Viendolos juntos ahora, queda claro que la Mente Colmena da de comer mucho mejor a sus acólitos ahora...


Finalmente, los dos últimos híbridos de este lote.


Así que toca foto de grupo.


El resultado final es muy bueno, espectacular sobre el tablero, pero pintar a estos seis calvorotas ha sido muy cansativo. Me quedan otros seis por delante (tres poses diferentes) que ya veré cómo organizo para no pasar por el mismo calvario (broma a huevo)

1 comentario:

Fz dijo...

Me gusta como has pintado las miniaturas, te han quedado genial.

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...