Buscar en el blog

Translate

lunes, 16 de agosto de 2010

Heroquest: Revisitando un clásico


Es curioso como una cosa te va llevando a otra... Recientemente terminé de pintar mis Skaven Espaciales, ello me ha llevado a desempolvar mis Squats y hacerme con unos más en eBay. Esto, a su vez, me ha llevado a sacar del armario el Heroquest y ponerme a pintar unas cuantas miniaturas adicionales, comenzando por los Skaven... El círculo se completa, que diría Darth Vader.

Así que antes de mostrar estas nuevas miniaturas, he pensado que ya iba siendo el momento de dedicarle una entrada a este maravilloso juego clásico.

Heroquest fue la incursión de Games Workshop en la "moda Dungeon" junto con Milton Bradley (una compañía líder en juegos de tablero, fundada nada menos que en 1860 y absorbida por Hasbro en 1984, hasta la actualidad). El juego es una versión "Light" de un "Dungeon Crawler" (un juego en que héroes de fantasía exploran un subterráneo, mazmorra, cueva, o similar matando monstruos y recuperando tesoros mientras cumplen una Misión o Gesta), a la moda del popularísimo videojuego Gauntlet, de Atari, que hacía furor en las salas por aquella época.

En el juego, un jugador hace de Dungeon Master y, a la vez, de Malo, controlando a los monstruos y guiando a los Héroes por el Dungeon (es él quien consulta el mapa para ir poblando las habitaciones y corredores de monstruos, trampas y tesoros a medida que los Héroes lo van explorando); por otro lado, hasta cuatro jugadores adicionales pueden jugar desempeñando el papel de Héroe. Siguiendo la estéla del Gauntlet, estos héroes son un Bárbaro tipo Conan (el forzudo y poco listo), un Enano (fuerte y capaz de desmontar trampas), un Elfo (capaz de usar armas de proyectiles y con cierta capacidad mágica) y un Mago (débil, pero capaz de usar numerosos hechizos).

El juego estaba dirigido a niños o pre-teens, y sus reglas eran muy sencillas pero daban lugar a partidas muy entretenidas. Numerosas ampliaciones posteriores fueron complicando el juego para dar cabida a jugadores más experimentados, hasta que finalmente vio la luz el Advanced Heroquest y, más tarde, el Warhammer Quest. Todos ellos ambientados (como el propio Heroquest) en el Mundo de Warhammer, pero con unas reglas mucho más próximas a las de Warhammer que este.

No voy a extenderme más en el juego, pero para los interesados voy a daros un par de enlaces recomendados, donde podéis haceros con las reglas y prácticamente todo lo necesario para jugar a Heroquest y Advanced Heroquest, usando miniaturas de Warhammer o de otros juegos.

A continuación voy a mostrar los monstruos clásicos de Heroquest, comentando cómo los he pintado. Estas fotos serán conocidas para algunos de los que seguís el Blog, ya que formaron parte de un artículo en el viejo foro de La Armada, y además aparecieron como artículo de pintura en el Cargad #25 (lo que aquí publico es un resumen de dicho artículo).

Los monstruos de Heroquest están divididos en tres grandes bloques: orcoides, no muertos y Caos. Empecemos por los primeros...

Orcos y Goblins

Para pintar la piel de los pielesverdes utilizo una combinación de lavados y pincel seco que creo que resulta muy efectiva. Como la técnica puede ser "sucia", siempre empiezo por pintar la piel primero.

La técnica es:
- Capa base de verde Goblin
- Lavado de Verde Angeles Oscuros
- Pincel Seco de Verde Goblin

El pincel seco que empleo es un pincel seco cargado, que algunos llaman "resaltado". El objetivo
es devolver el color a la piel salvo en los recesos donde ha entrado la tinta. Al hacer lavado + pincel seco, se forma un degradado muy natural y la piel queda menos basta que con otras técnicas. Con los pielesverdes, según GW, los tonos de piel varían según la raza: un orco negro, o un kaudillo, tendrán un tono de piel muy oscuro, mientras que un kanijo, blandito, es de
un verde muy claro. Para representar esto, me quedo en la fase de lavado para hacer orcos negros o jefes; y doy unos pinceles secos adicionales mezclando amarillo solar al verde goblin
para lograr un tono más claro en los goblins.

Los goblins:

Los orcos:

Campeones Orcos (miniaturas de plástico de una edición antigua de Warhammer)

Los Fimires
Los fimires, en Heroquest, se presentan como una raza semiorcoide y de hecho se les pinta de verde. Sin embargo, los Fimires eran demonios del pantano inspirados en los Fomori, demonios del folklore irlandés. Esta asociación con los pantanos me hizo pensar en los hombres lagarto y en
cómo GW ha pintado a sus últimas figuras en tonos de azul, así que decidí pintar de azul a mis fimires y alejarlos así del concepto orco. (Si queréis algo de info sobre esta raza perdida, consultad aquí)

El color base de las miniaturas es azul real, que se ha ido degradando paulatinamente a azul hielo. Un lavado de tinta azul muy diluida ayuda a resaltar las sombras en las zonas más profundas de la musculatura, o en la proximidad de armadura y correaje. La cola está pintada de rojo costra en su comienzo, uniendo los tonos con el azul en sucesivas capas. A medida que la cola se acerca a su
extremo redondo, tiene unas luces más pronunciadas



Los No Muertos

En Heroquest hay tres tipos de miniaturas no-muertas: Esqueletos, Momias y Zombies.

Esqueletos y Momias se han pintado de forma muy rápida siguiendo el mismo método: capa base de Hueso Deslucido y luego un lavado fuerte de Marrón Cuero. La gran diferencia es que a las momias las he dejado así, y en el caso de los esqueletos luego he dado varias capas de Hueso Deslucido en pincel seco para levantar el color. Los resultados se aprecian bien (creo) en las fotos.

Los Esqueletos:

Las Momias:

En cuanto a los zombies, mi intención es que ninguno fuese igual a otro, lo cual intenté cambiando los tonos de las ropas. Lo más importante en ellos es el tono de piel malsana. Al contrario que mis otros zombies, lo que hecho aquí ha sido usar una capa base de verde de camuflaje mezclado con carne enana, seguido de un fuerte lavado de tintas verde y roja. El resultado se ha iluminado empleando la mezcla inicial con un poco de hueso deslucido. Los ojos consisten en un simple
punto blanco, y las armas han recibido dosis extra de tinta marrón y negra.


Caos

Finalmente, en Heroquest hay tres miniaturas del Caos (que, en términos de juego, son las más poderosas): guerreros del Caos, un hechicero, y una "Gárgola" (una versión reducidad de un demonio Mayor de Khorne el cual, a su vez, no deja de ser la versión GW original del Balrog de Tolkien).

Como mi estilo de pintura ha ido evolucionando hacia tonos más oscuros y realistas, no me
apetecía pintar a los guerreros del caos en los tonos rojos de Khorne o azules de Tzeentch, y mucho menos los rosados y púrpuras de Slaanesh. Por ello decidí pintarlos como Guerreros del Caos Absoluto. Así, sobre la capa base de negro hice un simple resaltado de bordes con gris
sombrío seguido de un lavado de tinta negra. Al final del trabajo, barnicé la armadura con barniz brillante para dar aspecto de metal reluciente.

Guantes y botas están en colores muy naturales de modo que usé una mezcla de marrón quemado con negro caos, a la que fui añadiendo marrón bubónico en capas sucesivas de
forma muy suave.


Finalmente, el hechicero del Caos, puro producto de los 80 al estilo Skeletor... Una excelente figura en la que intenté mantener un estilo "realista" huyendo de los excesos de colorines y fiesta de lo hortera de las figuras de la época. La piel se ha pintado de carne enana tras lo cual se dio un lavado de carne oscura. Hecho esto se mezcló carne enana y carne oscura para ir realizando un degradado progresivo sobre los músculos hasta acabar con pequeños puntos de carne élfica en los
bordes más prominentes. Esta técnica es de aplicación para la piel de cualquier figura humana "blanca".

La túnica se pintó en rojo entrañas con un lavado de tinta carne, tras lo cual se dieron luces de rojo entrañas y rojo sangre. Al final se pintó la cenefa en negro con los detalles en blanco.


Aunque esta mini rebosa personalidad (y estilo "retro", seguramente vea competencia en breve en la figura del Hechicero del Caos del Games Day 2010...)

Y falta la Gárgola, pero no la pinté en su día... Está actualmente esperando en la cola de pintura en mi mesa :)

Esto es todo por ahora. En el siguiente artículo mostraré el resto de mis miniaturas de Heroquest, que ya no pertenecen a la caja del juego. Concretamente, los skaven (que han sido los que me han llevado a retomar el juego).

Ah! y faltan los Héroes, eso es porque las miniaturas originales son, sinceramente, bastante malas si se las compara con los monstruos, por lo que he usado siempre las miniaturas de Talismán para representarlos. Los mostraré también en otra entrada.

1 comentario:

Jose dijo...

¡Qué preciosidad! Me quedo sin palabras ante tanto y tan buen trabajo. Mención especial para el hechicero; el azul de los fímir me choca mucho, me parece curioso. Muy bueno, Keyan.

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...