Buscar en el blog

Translate

sábado, 26 de junio de 2010

Proyecto Caos: Hechicero


El Caos no es lo mío... No termina de gustarme su estética. En las otras entradas de mi proyecto Legión Negra habréis visto que me he tirado meses para pintar 10 marines y un Rhino. Y otro tanto ha parecido con este hechicero.

La miniatura fue un cambio que realicé con Von Speek hace un par de años (de hecho, el día que le conocí). Mi intención es que mis marines sean una partida de guerra itinerante dirigida por un hechicero (inspirado en Sindri, el personaje del videojuego Dawn of War), y de ahí que me interesara hacerme con uno. Sin embargo, el aspecto exageradamente recargado y barroco de la miniatura me ha hecho tenerla almacenada todos estos meses en la Montaña de Plomo.

Sin embargo, poco a poco, en dósis homeopáticas, he ido pintando la miniatura y aquí está el resultado final:


La miniatura es fundamentalmente dorada. Para mi ejército del Caos he querido que los dorados fuesen "viejos", de modo que usado lavados fuertes de tinta marrón, aunque, sobre todo en el casco, he dado luces añadiendo más y más plata al dorado. La miniatura final está barnizada, y todas las zonas metálicas tienen barniz brillante.

Mi intención inicial era que el pecho también estuviese en dorado, pero entonces el marine no tendría más zonas negras que las coderas y las botas, casi invisibles, por lo que lo dejé en negro, con luces en gris codex, y un lavado posterior de tinta negra muy diluida.

La túnica está pintada en Púrpura Hechicero, con varios medios tonos logrados añadiendo negro o blanco al tono base. Pensé que la túnica de un hechicero debería tener algún color "mágico" distinto del negro básico de la Legión Negra.

El orbe del báculo no se aprecia bien, pero tiene un degradado de marrón a rojo entrañas a rojo sangre y un pequeña luz "brillante" creada con blanco cráneo.


Los guantes están pintados en marrón bichos con un lavado de tinta marrón. La mochila tiene unas simples luces en gris codex. Todos los cables están pintados de rojo para darle algo más de color a la miniatura.


La pistola de plasma me dio algún quebradero de cabeza porque no sabía cómo pintarla. Finalmente decidí dejarla de negro y seguir con los adornos dorados. El resultado final es bastante atractivo, creo, y pese al tiempo de indecisión realmente pintar la figura no ha llevado demasiado tiempo total ya que en su mayoría vuelve a estar pintada mediante lavados de tinta, al no tener apenas zonas visible de armadura que iluminar.

Con esta figura, ya tengo un ejército "legal" de marines del Caos, compuesto por:

HQ
Hechicero del Caos (este)

Línea

Elite

Esto deben ser unos 900 puntos arriba o abajo (1000 con juguetes adicionales, seguro). Ahora, según me venga la inspiración, añadiré otras unidades a base de pintar cosas que siguen languideciendo en la Montaña de Plomo :)

4 comentarios:

Von Speek dijo...

Bueno, solo has tardado dos años en pintarlo. Ya me has ganado, aunque a la mini que intercambiamos la tengo guardada un papel especial en mi ejercito jejeje

Me ha gustado mucho el hechicero, sobretodo el pectoral negro, tiene mucha profundidad. Es una mini muy barroca y no era fácil de pintar.

Ya tienes otros 1000 puntillos de otro ejercito...

Keyan Sark dijo...

Ya me acuerdo! Iyanna, la vidente de sombras de Iyanden... Ah, lo qué podrás hacer con ella y tu caja de restos!

Von Speek dijo...

Pues la idea es convertirla en la Vidente Speek en moto, haciendo uso de una Vyper y llevando al extremo las filigranas que probé en los brujos... pero todo a su tiempo.

Jose dijo...

Efectivamente, la figura no es cómoda de pintar. Su diseño no hace fácil encontrar una buena combinación de colores. Has salvado la papeleta con bastante acierto, creo

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...