Buscar en el blog

Translate

lunes, 1 de febrero de 2010

Battlefleet Gothic

Hace ya tres años, compré una copia de BattleFleet Gothic en la web inglesa de GW para hacer un regalo. La versión inglesa era mucho más atractiva que la española ya que la caja incluía 4 cruceros imperiales y cuatro del caos, y salía mucho más barata, incluyendo gastos de envío desde UK).

El juego es uno de los mejores de la gama de especialista de GW. Es una pena que, como otros tantos, haya quedado olvidado en el catálogo de la compañía aunque cuenta con una fiel legión de seguidores.

El reglamento del juego es sencillo en su concepto, aunque cuenta con gran profundidad táctica. Basicamente las naves se dividen en tres tipos: capitales (acorazados y cruceros) escoltas y cazas/bombarderos.

Las capitales son pesadas y deben mover una cantidad fija antes de poder girar pues su inercia se lo impide. No ocurre lo mismo con las otras. Por contra, las capitales aguantan mucho más castigo... Una escolta sin escudos que recibe un impacto revienta (aqui no nos andamos con tonterías... los misiles tienen el tamaño de un rascacielos así que...)

Cuando una nave capital pierde sus escudos, los acaba regenerando, pero empieza a sufrir daños, y por cada impacto que recibe tiene que ver si recibe daño critico. Si su estructura se reduce a la mitad, ocurre lo propio con sus armas y velocidad. Si su estructura se reduce a cero, se acabó, y hay que tirar en la tabla de daño catastrófico para ver si revienta o si se queda a la deriva...

En cuanto a las armas, son de tres tipos b?sicos:

  • lanzas de energía: haces laser superconcentrados que siempre tiran los mismos dados e impactan al 50%
  • baterías: diversas armas cuyo daño y potencia dependen de la velocidad y encaramiento de las naves
  • cañones nova: no todas las naves lo llevan, y detonan un minisol que revienta todo lo que toca en la plantilla de efecto.
Además de esto, está la artillería que es de dos tipos:

  • torpedos: que siguen en juego y hay que ver qué pasa con su rumbo y donde impactan. Pueden ser tripulados para abordar al enemigo
  • cazas/bombarderos: los cazas permiten cazar torpedos, bombarderos u otros cazas. Los bombarderos pueden reventarte una nave capital si no la proteges con cazas. Y también hay barcazas de asalto. Las naves capitales tienen torretas para defenderse de torpedos y cazas.
Al final del turno se tira para ver si se reparan daños y para retirar los marcadores de impacto que se ponen cada vez que la nave recibe daño, y que afectan a su movimiento y disparo.

Aparte de ello hay muchas reglas adicionales para el juego avanzado, para tener en cuenta los efectos de planetas proximos, asteroides, estrellas o fenomenos cosmicos; o reglas para que las naves se embistan unas a otras... También hay reglas sencillas para usar naves Eldar y Orkas, pero en la web están todas las reglas completas para todas las razas oficiales.

El juego es simple en su concepto, y precisamente por eso muy divertido. Muy estratégico, y sin superhéroes (supernaves) que dicten el rumbo de la partida.

Como parte del regalo se incluía también el pintado de las naves. Aquí las muestro. En su momento redacté un mensaje en La Armada detallando la configuración de cada una. Ahora, tres años después, sinceramente no recuerdo las clases.

Este es el Gladius Invictae. El casco ha sido pintado "a lo marine", con una capa en spray de Azul Ultramarine, seguida de un lavado de tinta negra y azul, y luces con Azul Ultramarine + Blanco. Las armas están en negro y plata y la proa se ha pintado de blanco, resaltando en negro todos los bordes para luego pintarlos en oro lavado con tinta marrón. Aquí y allá hay algunas luces en rojo para dar colorido. Es un pintado rápido, para jugar.


Aquí, la formación de batalla completa del Imperio, pintada con el mismo esquema, y alternando configuraciones de armamento.

Para las naves del Caos, opté por colores rojos. Aquí podéis ver un primer plano del Aborrecible. Las miniaturas están imprimadas en negro con spray, y luego apliqué rojo sangre con spray a intervalos irregulares para dar textura. Posteriormente apliqué rojo entrañas a pincel seco para cubrir zonas. El dorado y el metal están aplicados con ciudados pero sin mayores complicaciones.


Finalmente, la flota del Caos al completo, también alternando configuraciones de armamento.


Y esta es la que posiblemente sea mi única entrada de BFG en el blog. Por lo menos que conste en los anales :)

3 comentarios:

Jose dijo...

¡Jajaja! Precisamente estos días estoy poniendo cosas de Battlefleet en mi galería de Adeptvs. Aunque estos tuyos están mucho más elaborados y mejor acabados, me gusta muchísimo el resultado. Enhorabuena.

Unknown dijo...

¿Sabes que los has pintado exáctamente igual que los que tengo yo?

Curioso...

AsaltoRabioso Lleida dijo...

Quedan geniales! :)

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...