Buscar en el blog

Translate

domingo, 25 de octubre de 2009

Proyecto Eldar: Vidente (y V)

Finalmente, este fin de semana he conseguido terminar esta excelente figura pintando las gemas y los pequeños detalles que quedaban pendientes. Aquí tenéis un par de fotos del resultado final.



El proceso de pintura de las gemas no es muy diferente al que muestra GW en sus tutoriales. Comienzo por pintar toda la gema en negro, para luego pintar el marco de la misma en Oro o Plata según la zona de la miniatura. Tras ello, pinto la zona de la gema en blanco para que el color final resalte. A partir de ahí la técnica es

a) Color Base
b) Luz del color base en la zona inferior
c) Sombra del color base en la zona superior (sólo en gemas grandes)
c) Pequeño punto de color blanco en la parte superior


Además, en todas las gemas he empleado un truco que me enseñó Von Speek, del foro de La Armada (cuyo fantástico Ejército Eldar de Saim-Hann podéis ver pulsando en el enlace) y que consiste en aplicar barniz brillante sobre las gemas: de este modo relucen y dan la sensación de estar hechas de cristal.


Los colores que he empleado para las gemas son tres: rojo, verde y azul. Los he dosificado procurando que contrasten con el color de la zona de fondo en que se encuentran. Para el verde he usado Snot Green iluminado con Verde Goblin. Para el rojo, Rojo Sangre iluminado con Amarillo Solar (y con sombras de Rojo Entrañas en las zonas grandes). El Azul es Azul Mágico iluminado con una mezcla de Azul Mágico y Blanco).

Adicionalmente, he aplicado otro truco consistente en dar barniz brillante también en las zonas de iluminación del metal. De este modo, el metal brilla aún más de forma natural sin destacar demasiado del resto.


El metal de las gemas y runas del casco está pintado con una capa de base de Plata sobre Negro, encima de la cual he aplicado directamente Oro Brillante sin luces ni sombras.


Y esto ha sido todo. Ha sido verdaderamente entretenido pintar esta figura: pieza central de cualquier ejército Eldar. Lo mejor ha sido que con ella he conseguido dominar mi técnica sobre el color amarillo de modo que ahora lo aplicaré bastante más que antes en mis miniaturas. De hecho, este ha sido el pie para retomar otro proyecto pendiente: mi Inquisidor del Ordo Malleus con su séquito, que en breve espero ir publicando en el blog.

Cierro el artículo con otro par de fotos, una algo más alejada para que se aprecie mejor la miniatura en conjunto y no los detalles, y otra foto con un guardián de plástico para que se aprecie bien la escala.




1 comentario:

Jose dijo...

No sé ya qué más comentarte, porque me repito como el ajo. Te lo he dicho en Adeptvs, cuando se pone mimo y se echa tiempo en una figura, la propia figura te lo agradece, y aquí se nota.
El amarillo es un color complicado, y conseguir una buena gradación no es fácil; y luego, el lograr que no desentone con los metalizados dorados tampoco es tontería. El truco del barniz no se nota en las fotos, así que le da una apariencia bastante homogénea al resultado.
En resumen, que me gusta, y mucho.

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...