Buscar en el blog

Translate

sábado, 14 de septiembre de 2013

Warhammer Quest para iOS


De entre los juegos de la etapa dorada de GW, Warhammer Quest es el que más desconocía, y al que más ganas tenía. Nunca he podido hacerme con uno o intentar replicarlo, pero cuando vi que ya estaba disponible la versión digital no me lo pensé dos veces...

El videojuego ha sido elaborado por Rodeo Games, y ha salido para iOS (iPhone, iPad, iPod Touch) al precio de 4.5

Al no conocer el juego más que por escenarios publicados en su día en la WD, no puedo comentar sobre su fidelidad al original, pero lo que si puedo afirmar es que es el mejor videojuego de dungeon que he jugado nunca...


El interfaz de usuario de WHQ es muy sencillo, y un tutorial nos enseña a jugar en escasos minutos. Seleccionando un héroe en pantalla, podremos tocar en cualquier loseta para ver hasta donde podemos moverlo, y tocar de nuevo sobre la baldosa final para moverlo hasta allí
. Tocando sobre un enemigo lo atacaremos si nos quedan ataques, y, si tenemos armas a distancia y ataques sobrantes, podremos tocar también sobre un enemigo distante. Todos los valores de combate y bonificadores se calculan automáticamente por lo que el combate es muy rápido.

El juego comienza con los cuatro héroes clásicos: Bárbaro, Elfo Silvano, Enano y Mago. Hay tres personajes adicionales que pueden comprarse por separado (con dinero, no desbloquearlos): el Matatrolls Enano, el Sacerdote Guerrero, y el Archimago. Se puede alternar entre personajes a voluntad entre misión y misión, o incluso borrar uno (sin vuelta atrás) para crear uno nuevo.


El inventario, fundamental en este tipo de juegos, se accede simplemente volteando el iPad para ponerlo en modo vertical. Los objetos disponibles están en el medio, y se pueden asignar a los héroes arrastrándolos. Los objetos pueden ser de tres tipos: comunes (verdes), poco comunes (azules) y raros (naranjas). Esto solo afecta a la disponibilidad de los mismos como tesoros en los dungeons, o a su precio en el mercado. Como veis abajo, cada héroe puede llevar cuatro de cada. Los objetos no utilizables por el personaje seleccionado aparecen bloqueados, y tocando en cualquiera nos aparecerá una descripción del objeto y sus efectos.


Nuestros héroes comienzan el juego en mitad de Stirland, en una misión sencilla. Cuando la terminamos, nos desplazamos por el mapa hasta llegar a la ciudad de Siegfriedhof. A partir de este momento comienza el juego de verdad. En la ciudad tenemos el menú principal donde podemos subir de nivel a los héroes (si tienen la experiencia y el oro suficiente) accediendo a los Training Grounds (Campos de Entrenamiento); comprar nuevos objetos en el Market (Mercado); acudir al Adventurer´s Guild (Gremio de Aventureros) para adquirir nuevos personajes o retirar a los que tenemos o rezar en el Temple (Templo) para ver si los dioses nos ofrecen alguna habilidad interesante para el próximo reto, o nos ignoran.


La otra opción, obviamente, es Go Adventuring... (Partir de Aventura) en la que podremos elegir un reto de entre los existentes en el mapa en torno a nuestra ubicación actual. Los retos pueden ser blancos, rojos o negros. Los retos blancos son los normales: al pulsar en uno se nos indicará el tipo de enemigo esperado, y si hay algún tesoro especial al final. Los rojos son retos especiales de cada ubicación: superarlos nos permitirá avanzar en la historia y desbloquear nuevas ubicaciones. Finalmente, los retos negros son especiales y difíciles y sólo aparecen tras superar todos los rojos (los blancos son opcionales, pero útiles para subir de nivel y obtener objetos).


Un detalle muy bonito visualmente es que cada vez que llegamos a un asentamiento aparece un pequeño vídeo que comienza con un libro con el nombre de la ciudad que visitamos en la tapa y que al abrirse nos muestra un pequeño mapa de la ciudad en 3D que se va formando por si sólo como si surgiera mágicamente del papel.


La exploración del Dungeon es la parte principal del juego. Cada héroe tiene 4 puntos de movimiento (aunque determinados objetos pueden modificar esto) y a medida que descubrimos enemigos y los derrotamos van ganando Oro y Objetos que se comparten por todo el equipo y pueden equiparse desde el inventario. El combate, como comento arriba, es rápido y eficaz. Cada personaje puede llevar objetos o tener habilidades prácticas en el combate. Estas habilidades se despliegan y seleccionan con un toque. En la pantalla de abajo, el mago acaba de desplegar su lista de poderes para lanzar algún conjuro contra los orcos de la habitación.


Otro detalle importante es el Diario, con detalles sobre las mazmorras, los Héroes y sus poderes y los distintos enemigos que vamos encontrando. El Diario comienza con unas pocas página, y se va rellenando a medida que descubrimos nuevas cosas. El Diario es accesible desde el menú en cualquier momento.


Podría contar muchas cosas más y mostraros más pantallas, pero creo que es mejor dejar que descubráis el juego por vosotros mismos. El interfaz es sencillo e intuitivo, la banda sonora bastante acertada y ambiental (incluso, a veces, épica) y el juego es... Warhammer Quest. Posiblemente haya sistemas de juego mejores, pero como Videojuego de Dungeons creo que este es posiblemente el mejor que he visto nunca, y, por sólo 4.5 Euros, una ganga. Si se puede decir algo malo es que sólo esté disponible para iOS. Ya veremos si salen otras versiones en el futuro.

No hay comentarios:

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...