Buscar en el blog

Translate

jueves, 16 de agosto de 2012

DUST: Llegan blindados


Desde que empecé a pintar miniaturas de DUST, me entraron ganas de tener algún tanque "de verdad". Dado que ya se han anunciado tanques para la SSU (el Vladimir Lenin, y el Mao Zedong), es inminente que haya reglas oficiales para tanques. Por lo tanto el otro día me hice con un Panzer III de Tamiya a escala 1:48. La verdad es que yo quería un Tiger, pero no hay forma de encontrar modelos de Tamiya a 1:48 cerca de donde vivo, así que el Pz. III servirá.

La verdad es que la calidad de los modelos de Tamiya es impresionante. Las piezas encajan a la perfección, y las líneas o marcas de guía son precisas al milimetro. La gran contra, como ya comenté cuando hice la entrada de mi SdKfz 222, también de Tamiya, es la cantidad de piezas minúsculas que hay que pegar entre sudores y juramentos. GW nos tiene muy mal acostumbrados con sus tanques-mamotreto.

Un detalle curioso es que el chasis no es de plástico sino de metal. Esto hace que el peso del tanque montado sea considerable y lo hace "más real".

Para ahorrarme trabajo, he comprado un bote de spray German Grey de Flames of War. Dado que voy a pintar el tanque en los mismos colores que mis walkers del Eje. Para facilitar el trabajo de pintura he hecho tres submontajes, el chasis, la parte superior y la torreta. Aquí abajo lo podéis ver. La parte superior no va pegada al chasis sino atornillada, de modo que las piezas pequeñas que veis sueltas no las he pegado durante el pintado para tener más accesibilidad. Esas piezas van en los espacios donde se ve el amarillo del plástico original, que es donde van los tornillos. Las orugas las he pintado con spray negro directamente en la matriz, y he dado a los tres submontajes una capa a spray de Negro Caos antes de pasar al Panzer Grey. Una vez seco el Panzer Grey, he cortado las orugas y las he pegado.


Una vez pegadas las orugas, he atornillado el cuerpo al chasis, y pegado las piezas restantes (incluyendo la MG42 frontal que se ve en el color del plástico. Aquí abajo veis el tanque listo, a falta de los faldones de blindaje laterales que he pintado sobre la matriz y que montaré más adelante, para poder pintar sin problemas todos los detalles del chasis y los neumáticos. En la foto, las partes que se ven en amarillo son las zonas donde se ha limpiado rebabas al cortar de la matriz y salta el color original del plástico. Al lado del tanque he puesto una miniatura de DUST para que veáis la escala. Como ya comenté, pese a que DUST dice ser de escala 1:48, realmente no lo es (o al menos no es el 1:48 de Tamiya) ya que el tanque es algo más pequeño de lo que debería ser, pero a efectos de juego no importa demasiado. En este enlace podéis ver una foto de un PzIII real con su tripulación, a efectos de escala.


Como siempre digo, lo pesado está hecho, que es montar la figura y dar el color base. Ahora viene lo divertido que es detallar el tanque y, sobre todo, envejecerlo. Seguiremos informando.

4 comentarios:

Laranabucanera dijo...

Veo que vas a por todas, puede que esta página te sirva de ayuda, a mi me gusta ojearla un poco de vez en cuando. (http://aliaume.jimdo.com/ )
Me ha llamado la atención lo de la base de la miniatura, ¿Es de metal a 1/48?, es realmente muy curioso, pero da confianza.

Un saludo Keyan.

Keyan Sark dijo...

Hola! Muchas gracias por el enlace: es espectacular, no lo conocía...

Y, sí, los modelos de Tamiya a 1-48 vienen con el chasis en metal inyectado (die-Cast metal, creo que se traduce asi). El tanque montado pesa tanto que parece un juguete de estos que hacía Corgi.

Lord Borjado dijo...

Me gusta el aspecto sólido que tiene (por qué sera que las minis de metal siempre parecen más "pesadas"). Seguro que de aquí te sale un vehículo impresionante!

Keyan Sark dijo...

Lord, ojo que salvo el chasis inferior es todo plástico, eh?

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...