Buscar en el blog

Translate

martes, 19 de junio de 2012

Comandantes Orientales


Las entradas de miniaturas de El Señor de los Anillos que he publicado hasta ahora corresponden a figuras que he pintado hace tiempo, en general antes de 2007. Sin embargo, las que hoy publico son nuevecitas...

Cuando en febrero GW sacó nuevas miniaturas de Orientales, me compré la caja de comandantes, ya que estos Orientales simplemente me encantan. Tras fotografiar hace poco mis Orientales para el blog, me entraron las ganas de ponerme con ellos y he comenzado por los que vais a ver...

Esta ha sido mi primera experiencia con Finecast, y la verdad es que no puedo decir que haya sido tan alucinante como el marketing de GW nos quiere hacer creer...

En primer lugar, el Caballero del Dragón. Está pintado siguiendo las mismas técnicas que describí en la entrada anterior, de modo que no las voy a repetir. Las espadas de la miniatura estaban bastante torcidas, y había bastantes restos de resina en las "antenas" del casco. Las espadas las enderecé con un poco de agua caliente y luego lavé las figuras con agua y jabón antes de imprimarlas. En este sentido no tuve problemas y la pintura agarró perfectamente. En la imagen puede verse que la abertura facial del casco de estas minis es mayor que su equivalente de plástico, por lo que es posible pintarles la cara. Sin embargo no lo hice, para que no destacaran en demasía sobre las antiguas.


Aquí podéis ver una vista trasera. A destacar el emblema del Dragón, que pinté igual que la armadura...


La otra figura que he pintado es el Sacerdote Guerrero. Aquí, el Finecast ha demostrado ser mal amigo... Como puede verse, su bastón está torcido, pero no he podido arreglarlo pues al sacar la miniatura de la matriz se partió. Conseguí arreglarlo con una mezcla de cola y masilla, pero el apaño es fragil, de modo que no me atreví a jugar con el agua caliente para enderezarlo después y lo pinté tal cual.


La capa lleva una ligera cenefa dorada... En esta imagen pueden verse rebabas sin limpiar en el hacha, que no me atreví a quitar por miedo a volver a partir el asta.


Y una vista trasera. La miniatura es excelente, con una modelado exquisito. Lástima que el Finecast no le haga justicia. Es sorprendente la cantidad de rebabas que aparecen tras la imprimación o durante el peinado.


Pero lo que más me ha molestado tras comprar estas miniaturas ha sido ver que GW sigue aumentando la escala de sus miniaturas sin criterio. Las últimas figuras de plástico ya eran considerablemente más grande que las primeras que salieron que eran de 25mm reales. Fijaros en la diferencia de tamaño entre uno de estos nuevos capitanes, y un oriental de plástico...


En fin. Sus motivos tendrán. Ahora a ver si consigo terminar el portaestandarte.

4 comentarios:

Pablo dijo...

Lo de las diferentes escalas és brutal sobretodo si compaas ls primeros de plástico con las últimas de finecast.

http://elracodelaterramitja.blogspot.com.es/2012/02/diferentes-escalas.html

A mi tampoco me gusta para nada... rg!!

Jose dijo...

Las cuestiones relativas al material ya las había visto en otras partes, pero lo que me ha sorprendido es lo del tamaño, eso no m lo esperaba.

Von Speek dijo...

Llevan años aumentando el tamaño de las minis, yo me di cuenta con los Dragones llameantes, los nuevos le sacan una cabeza a los antiguos.

Laranabucanera dijo...

El acabado en la línea anterior, un buen trabajo teniendo en cuenta el tiempo, me gusta. Ahora, no sabía nada de este asunto de la escala, posiblemente porque no he comprado nada desde que me hice el ejército de Mordor, y al ver esto, he sentido un enfado profundo dentro de mí… pero que poca vergüenza tienen, tanto por la escala como por el material. Tendrán sus razones, pero es horrible de ver.
Un saludo.

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...