Buscar en el blog

Translate

miércoles, 25 de mayo de 2011

Señores Fénix

Allá por 1994, vio la luz el primer Codex Eldar para la 2ª Edición del juego; y con él muchas fantásticas miniaturas nuevas diseñadas y esculpidas por el gran Jes Goodwin. Una prueba de la calidad de estas figuras es que aún hoy, 17 años después, las miniaturas siguen a la venta y no parece haber intención de renovarlas.

En esta época, mi hermano coleccionaba Eldar y pinté para él un ejército bastante completo (para las normas de 2ª Edición) con guardianes, arlequines y una unidad de cada uno de los Guerreros de la Senda que salieron incluso antes (concretamente, en 1990, en la ahora mitica White Dwarf #127, y, si os interesa, podéis leer en articulo original en este enlace: Eldar en Rogue Trader.

Ahora que estoy recuperando viejas minis del RT, me he acordado de estos viejos Eldar, y he empezado a hacerles fotos. Empecemos por los cuatro Señores Fénix que le pinté a mi hermano más o menos en 1995. Como veréis, no le eché mucha imaginación ya que los esquemas de pintura corresponden casi exactamente con los del Codex Eldar 2ª Edición.

En primer lugar, Asurmen: la Mano de Asuryan, Señor Fénix de los Vengadores Implacables. La armadura está pintada en Azul Ultramarine con la misma técnica que en mis marines espaciales. La bandera es una fotocopia en color del Codex de 2ª Edición. Esta miniatura me encanta y, de repintarle algo, tan sólo tocaría las catapultas shuriken que quedaron algo flojillas.



Vista trasera. No recuerdo ya cómo pinté la capa, pero seguro que con Azul Ultramarine muy diluido y luego varias pasadas de pincel seco. Viendo esta toma pienso que seguramente un poco de "Efecto Speek" en las gemas tampoco le vendría mal.



A continuación, Maugan Ra, el Cosechador de Almas, Señor Fénix de los Segadores Siniestros. Guardo mucho cariño a esta figura ya que recuerdo que la usabamos no sólo en WH40K sino también como cazarrecompensas para nuestras partidas de rol de Star Wars D6... Además, con ella aprendí dos técnicas de pintura gracias a los 'Eavy Metal de la época: a pintar hueso usando marrón diluido para los lavados, y a iluminar el negro con un pincel seco de Gris Sombrío.



Vista trasera. Viendo la foto he caído en la cuenta de que la peana es cuadrada. Curioso que no hubiese uniformidad "peanera" en la época.



Y el último Señor Fénix que pinté: Fuegan, la Lanza Ardiente, Señor Fénix de los Dragones Llameantes. Esta es la figura que menos me gusta de los tres. El original 'Eavy Metal estaba pintado con unos degradados de rojo muy sutiles que fui incapaz de reproducir, y el resultado final es algo basto... Bueno en su momento, pero muy mejorable si la repintase hoy día. También he decir que la miniatura no me gustaba (ni me gusta) especialmente por lo que no le dediqué todo el tiempo que hubiese podido... La runa del casco, como la de Asurmen, está pintada a mano alzada.



Y la vista trasera



Y termino con mi miniatura favorita: Eldrad Ulthran, el Vidente de Ulthwé, una figura que sigue resistiendo con gran dignidad el paso de tiempo e incluso ha salido recientemente en el Hall of Fame de la White Dwarf. Los colores que véis corresponden al esquema de color del 'Eavy Metal del Codex Eldar de 2ª Edición, donde, a pesar ser un vidente de Ulthwé, Mike McVey decidió darle un poco más de colorido a la figura.



Vista trasera, donde se aprecia que hice lo que pude con las runas en la capa :)



Quince años separan a ese vidente de este otro que ya mostré en el blog...



Y termino esta entrada nostálgica con una foto de grupo, para variar...

2 comentarios:

Kanoa dijo...

Asurmen es mi favorito de siempre, y el tuyo está muy bien pintado.

A Eldrad tanto verlo en la mesa de juego le tengo bastante asco... pero es algo que está fuera de la miniatura, me pasa igual con Abaddon.

Keyan Sark dijo...

Piensa que son miniaturas que llevan en circulación desde 1994-96. Pocas pueden decir eso aún.

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...