Buscar en el blog

Translate

jueves, 14 de septiembre de 2017

Partidas del VIII Torneo de WH40K de La Armada


Aunque no soy demasiado fan de hacer informes de batalla, vayan aquí algunas notas por petición popular y para incluirlas en el topic correspondiente del foro.

La primera misión enfrentó a mis chicos de azul contra los Puños Imperiales de Arek, en una partida en que ambos debíamos hacernos con una reliquia y controlarla al final del juego para ganar 2 Puntos de Torneo. Además de eso, destruir unidades del rival daba Puntos de Victoria.

El tablero elegido fue uno urbano, con los edificios adecuadamente pintados de azul y con últimas, así que me lo pedí sin dudar...

Arek desplegó sus devastadores, sus tácticos y su capi en el centro del tablero... Con un Razorback lleno de Veteranos a un lado...


y un Vindicator y la otra escuadra de Veteranos al otro lado. Sus scouts con rifles de francotirador acechaban en el edificio como suelen hacer los scouts.


Yo desplegué mis Devastadores, mi Médico, el Teniente y una escuadra táctica en el edificio de arriba a la derecha, y todo lo demás tras el edificio azul de al lado. Gané el primer turno y avancé con todo. El Rhino se colocó al lado de la reliquia y los tácticos salieron de la casa hacia ella.


El Predator y los Devastadores se ganaron el sueldo, ya que destruyeron directamente al Vindicator y al Razorback del flanco derecho en el primer turno de disparo, mientras el resto de unidades se dedicaban a matar exploradores. El Bombardeo Orbital obligatorio en el Turno 1 cayó sobre los tácticos pero solo causó una herida al Capitán. En el flanco derecho, las motos y el capitán se dedicarían el resto de la partida a acabar con los veteranos supervivientes y reducir a tiros las huestes tácticas de Arek.


Mis termis desplegaron al otro extremo del tablero para mantener ocupados a los veteranos y las tropas de asalto de Arek, cosa que hicieron perfectamente... Logrando acabar con la escuadra de asalto, el capellán y la mayoría de sus veteranos, que quedaron fuera de la partida.


Veteranos y Tropas de Asalto cargan a mis Termis... Dos unidades lejos de la reliquia.


En mi segundo turno, la escuadra táctica se baja del Rhino y se apodera de la reliquia, mientras comienza una ensalada de tiros entre los marines de ambos bandos.


Mis motoristas bloquean a los Veteranos, mientras el capitán avanza para apoyar con su aura de repeticiones a las unidades. Mis tácticos embarcados se van con la reliquia, mientras la segunda unidad avanza para hacerles de pantalla y el Predator se mueve para destruir al segundo Razorback


La partida acabaría con 8 unidades de Arek destruidas por 3 mías, y la reliquia en mi poder, de modo que Primera Partida con Victoria.


La segunda misión me enfrentaría a la Guardia Imperial Traidora de Lord Principe, en una lista con 7 vehículos, incluyendo al Comandante Pask (o su primo malvado). La misión se jugaba a objetivos tácticos. Los objetivos centrales daban puntos de Torneo.

Desplegamos en cuadrantes. Yo ocupé una "base" con objetivo con mis devastadores, el médico y el Whirlwind, y usé el resto de las tropas para avanzar y tomar objetivos deprisa.


Miguel desplegó su artillería al fondo, y sus tanques en cuña protegidos por el escudo de carne.


Gané de nuevo el primer turno. Mi Bombardeo Orbital comenzó a quitar guardias de enmedio y hacer daños en los tanques. Devastadores y Tanques concentrarían el fuego contra el Tanque de Pask, al que conseguirían destruir en el turno 2. Sin embargo, el turno de respuesta de Lord fue devastador, diezmando mis unidades con el fuego de sus tanques. Con mis Termis cometí un error: olvidar que podían cargar en el turno en que llegan por Despliegue Rápido, y los desplegué para interceptar a sus Veteranos en lugar de arriba para atacar a su artillería... Causarían daños, pero las armas de fusión de los traidores acabarían con ellos.


Pask ha muerto, pero mi predator también, y la escuadra táctica del norte sufre pero conserva el objetivo. El Rhino, atontado, se olvida de que tiene un objetivo cercano para capturar, que podría haberme dado la victoria. Los primarines exterminan a la infantería de Lord y se aprovechan de que son Infantería para avanzar y tomar el otro objetivo.


Mientras que la otra escuadra táctica, apoyada por teniente y capitán, se hace con el otro objetivo y se prepara para la carga de los Veteranos.


Los tanques seguirían machacándome y perdería a mis primarines y al objetivo central, aunque la otra escuadra táctica conservaría el segundo. La escuadra táctica es barrida y el teniente no puede controlar el objetivo del sur.


Por lo que me quedaría con los objetivos controlados por la escuadra táctica y el apotecario al final de la partida... Los objetivos tácticos me dieron bastantes puntos. Creo que terminamos 8-10 o algo así a favor de Lord. Si hubiera movido el Rhino para ocupar el objetivo olvidado del norte podría a lo mejor haber forzado empate. Errores, errores...


La última partida fue contra los Devoradores de Mundos de Lu, en una misión en la que el objetivo era ocupar y mantener el elemento de escenografía del centro del tablero. Dado que Lu tenía un ejército brutal en asalto, desplegué en una línea buscando reducirle sus unidades a disparos, y lanzarme al asalto en el último turno. las unidades destruidas DENTRO de la escenografía central daban puntos de victoria. Esta vez fui segundo, lo cual fue una gran ventaja...



Lu cometería el error de meter a su Dread en la ruina, al que volé con mis Devastadores, obteniendo un punto de victoria. Mis antitanques se dedicarían a castigar a uno de sus Vindicator al que acabarían destruyendo, y, de nuevo, mis Termis desplegarían en una posición que mantuvo a una de sus unidades ocupada y distraída.


Ella haría lo propio con sus Termis cuchilleros, que diezmarían a mis motos, pero como los Ultramarines pueden retirarse y disparar, hicieron eso y el fuego combinado de tácticos, primarines y motos acabaría por destruir a sus Terminators. En los últimos turnos, Lu desembarcaría una unidad de Berzerkers que cargaría y aniquilaría a la unidad Táctica que veis en la foto, pero sin darle puntos de victoria por estar fuera de la escenografía. En respuesta terminaría por arrasarle la unidad y a su campeón, mientras que el capitán cargaría para matar al otro personaje. Por desgracia, todos los disparos concentrados de la Galaxia no lograrían destruir al Rhino... Y como el objetivo estaba ocupado por una unidad de motos y un transporte, ninguna de ellas Infantería, nadie pudo reclamar el objetivo y acabamos en empate, aunque los puntos de victoria por unidades me dieron la Victoria de la partida (3-1)


Para terminar solo puedo decir que esta edición del juego, aunque tiene cosas mejorables, como todo, me está gustando mucho... Es muy rápida e intuitiva y las reglas especiales y excepciones están, sorprendentemente, bien acotadas. Los Primarines se han portado bastante bien en general y volveré a sacarlos de paseo, pero las estrellas de lejos han sido los Devastadores con cañón láser, el Predator y el Capitán motero. Muchas ganas tengo ahora de volver a jugar otra partida...

No hay comentarios:

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...