Buscar en el blog

Translate

viernes, 21 de agosto de 2009

¡Terminator down!

No hace mucho, revisando mi caja de restos, encontré un Terminator de plástico de la 2ª Edición de Space Hulk que venía de regalo con una WD. Como ya tengo termis de sobra, no sabía que hacer con él, y se me ocurrió darle "un meneito" y usarlo de marcador de objetivo, inspirado en lo que hizo uno de los ingleses de la WD con aquello del relato de los cuatro jugadores en 2008.

Desde mi punto de vista, tiene más sentido trasfondístico usar un terminator caido y no un marine caído, como marcador de objetivo: los marines tienen como objetivo morir por el Emperador. No se montaría una operación de rescate para recuperar a un caido. Pero las armaduras de exterminador son reliquias preciosas, cuya fabricación está casi olvidada: recuperar una armadura perdida en medio de un campo de batalla sería un objetivo razonable para un ejército de marines.

Así que, sin más rollo, el marcador terminado.




La conversión es puramente efectista: un par de cortes y listo. Nada de masilla. Los elementos de terreno son de una matriz de muerte en la calles.

Inicialmente le pinté los visores oculares de negro. Se supone que la armadura está desactivada, y por tanto sin energía... Pero quedaba raro, así que se los repinté de rojo, pero sin añadir luces ni reflejos.

Una última foto, junto a un marine estándar, para apreciar escala y ver que el terminator está realmente tumbado.


miércoles, 19 de agosto de 2009

Rhino MkI (Rogue Trader)

No hace mucho que comencé a recuperar mis viejas miniaturas de marines de la época de la 1ª Edición de WH40K (o Rogue Trader, como se llamaba también), repintándolas. Durante esta fase entre en un período de nostalgia friki y gracias a eBay y a Rosebud_corintio conseguí hacerme con dos viejas glorias que no compré en su día: Un Rhino original, y un Land Raider original.

El Rhino ha estado bastante tiempo montado, imprimado y con colores básicos hasta que, en un momento de inspiración, he decidido retomarlo y terminarlo. Aunque no he realizado un paso a paso, aquí podéis ver el resultado final.





La miniatura, para los estándares actuales, es simple; treméndamente simple. Sin embargo, creo que precisamente en su simplicidad estriba su encanto. Un detalle muy ingenioso es que el cuerpo del Rhino consta de dos mitades simétricas que encajan una con la otra. Tapando los huecos con los complementos (escotillas delanteras y puerta trasera) se rompe la simetría y se da forma al vehículo. De este modo se optimizaba el espacio de la caja, usando tan sólo dos matrices diferentes.

Esta simplicidad en las matrices hace que tampoco existan elementos decorativos para personalizar el vehículo, como nos tiene ahora acostumbrados GW. Para unificar más el vehículo con el resto de mi ejército de marines, le he añadido dos águilas imperiales sacadas de la matriz del Leman Russ, y que tenía en la caja de restos (realmente, no hay espacio apenas para añadir mucho más)



La pintura del Rhino ha sido bastante simple. Azul Ultramarine en spray para todo el chasis, dando luego iluminación extrema con Gris Lobos Espaciales, y perfilando los recovecos con tinta azul. Las zonas de metal están repasadas en Negro, con una capa posterior de Boltgun Metal. Posteriormente se le ha dado un lavado de tinta marrón y negra, iluminando un poco después con boltgun metal en determinadas zonas. Las orugas han recibido un lavado con tinta Carne Oscura.

Los desconchones están hechos con Hojalata, sobre la cual se ha añadido Mithril Silver. El barro se ha pintado con un pincel seco de Marrón Cuero seguido de otro más fino de Marrón Bichos.

Una vista del vehículo desde arriba. La flecha táctica de arriba está perfilada con lápiz y luego pintada a mano.


El Rhino MkI es un vehículo notablemente más pequeño que el Rhino actual. Si uno se pregunta a veces cómo diablos caben 10 marines en un Rhino, ¡imaginaos en este modelo previo!



De todos modos, se explica facilmente si tenemos cuenta que los marines originales de Rogue Trader (al igual que casi todas las minis de WH40K) eran casi de 25 mm frente a los actuales 28 mm (30 en algunos casos). Podemos pensar que con la nueva versión el Rhino ha aumentado de escala, aunque sigue siendo comparativamente pequeño para el tamaño de las minis.


Como frikicuriosidad final, el Rhino pertenece a la segunda escuadra táctica de la tercera compañía. Los puristas me dirán que los rebordes amarillos son de la segunda compañía, sin embargo, antes del Codex Ultramarines de 2ª Edición la lista de compañías de Epic Space Marine indicaba que la segunda compañía era amarilla (y la tercera azul, por cierto); así que llevo manteniendo la tradición desde entonces, ignorando los "colores oficiales". (La razón es más prosaica: me gusta el amarillo sobre el tono azul de los Ultras, y me gusta más la bandera de la 3ª Compañía que la de la 2ª, así que...) ;)

miércoles, 12 de agosto de 2009

Miedo y Fe

Ganesha Games es una compañía que lleva relativamente poco tiempo en el mercado, y es conocida por su motor de juegos llamado "Song of Blades and Heroes" (SBH).

SBH es un sistema muy sencillo, y novedoso porque tan sólo emplea dos atributos para cualquier miniatura: Calidad (que determina su capacidad de actuar, reaccionar y su moral/valor) y Combate (que determina su eficacia combatiendo). Estos dos atributos, sumados a una amplia biblioteca de "Habilidades Especiales", permiten representar a casi cualquier criatura real o fantástica y permite librar batallas simples, divertidas y sin complicaciones.

En el número 24 de la revista Cargad hice un artículo sobre este sistema. Si os interesa, os recomiendo que la descarguéis y le echéis un vistazo.

Pues bien, Ganesha acaba de publicar la versión en castellano de Miedo y Fe, un reglamento basado en el motor de SBH e inspirado en las novelas y películas de terror clásicas y modernas y traducido por mi.

Al contrario que con algunos suplementos de la serie Song of Blades, este es un reglamento COMPLETO, es decir, no se necesita disponer de ningún otro libro ni suplemento para jugar partidas.

Los que hayáis jugado ya con el sistema SBH no tendréis problemas para jugar a M&F ya que la mecánica es prácticamente la misma (sólo dos atributos por miniatura: calidad y combate). La activación permanece igual, y las principales variaciones son las reglas de miedo, las nuevas habilidades especiales, y sobre todo las invulnerabilidades y debilidades específicas de determinadas criaturas; por ejemplo, los vampiros son débiles a la luz del día, y vulnerables al terreno sagrado, al ajo o al agua bendita; los hombres-lobo son vulnerables a la plata, etc…

El juego no sólo incluye los monstruos victorianos clásicos, sino también muchas versiones modernas (con los nombres obviamente cambiados por motivos de copyright), pero no os será dificil reconocer entre la multitud de perfiles que se ofrecen a personajes como Buffy, Jason, Freddy o Blade. Las criaturas de los Mitos de Cthulhu también tienen cabida en el juego y, como no podía ser de otro modo, los zombies en sus decenas de variantes películeras (zombies lentos, zombies que corren… y hasta el terrible elefante zombie).

El juego puede jugarse con miniaturas de 15 o 25-28mm. Horrorclix es, obviamente, una excelente fuente de material para este juego, pero los jugadores no estarán atados a ninguna marca específica pudiendo jugar con las miniaturas que quieran. 6 escenarios completos basados en los diferentes clichés clásicos del genero (incluyendo uno de “estudiantes descerebrados y desarmados presos en una casa de maníacos caníbales") completan el reglamento de 48 páginas que, en su versión castellana, sólo está disponible en formato PDF para descarga.

Por sólamente 9$, y en castellano, es una alternativa divertida y original para jugar partidas en cualquier momento sin requerir un tremendo despliegue de medios y miniaturas.

Para los interesados, el juego puede adquirirse en Wargame Vault.

LinkWithin

Entradas relacionadas...

Entrada destacada

MERCS Recon: una partida

En la reseña que hice del contenido de la caja de MERCS hace unos días, me faltaba hablar de las reglas. Tras haberlas leido un par de vece...